Edificio biofílico

Edificio biofílico

El edificio biofílico estará listo en 2023 y será el espacio que acogerá los talleres para los jóvenes en riesgo de exclusión social o discapacidad.

Un edificio innovador

El edificio ha sido diseñado por el prestigioso estudio de arquitectura Pich Architects siguiendo los principios de la biofilia, concepto que busca que los seres humanos vuelvan a conectar con la naturaleza para mejorar su bienestar. Además, se pretende que el edificio sea un ejemplo de cómo se pueden aplicar estos principios a la arquitectura de las ciudades.
Contará con dos plantas diáfanas aprovechando las diferentes orientaciones, para generar ventilaciones cruzadas e iluminar los espacios. Las formas curvas, como las de la naturaleza, servirán para separar los diferentes usos.

Una escuela taller

La escuela acogerá los talleres de integración social y estará totalmente integrada con la naturaleza, convirtiéndose en una extensión natural del jardín y generando espacios intersticiales entre el interior y el exterior.
Los cerramientos de cristal —uno de los protagonistas del edificio, junto con la madera— permitirán una mirada directa a los huertos, estableciendo de este modo una relación entre el ámbito teórico y el práctico, lo que favorecerá la labor pedagógica de los formadores.

Pilares metálicos

El edificio se construirá con pilares metálicos, generando el mínimo impacto, y se desplegará como las copas de los árboles de un bosque.

Materiales reciclados

Se utilizarán materiales reciclados o reciclables, se realizará una construcción en seco, y en un futuro el edificio será desmontable.

Aprovechamiento del agua

Las instalaciones están diseñadas para aprovechar el agua de la lluvia y reutilizar parte del agua que se utilice en el edificio.

Placas fotovoltaicas

La cubierta, que será un gran huerto, contará con placas fotovoltaicas para aprovechar la energía solar.